Hoy día contamos con una herramienta de precisión que nos permite personalizar nuestra dieta: el test nutrigenético. Consiste en una prueba que nos permite saber la combinación ideal de proteínas, carbohidratos y grasas que debemos consumir en nuestra dieta para cubrir las necesidades de nutrientes y para prevenir enfermedades que pueden ser abordadas mediante la nutrición. ¿Quieres saber más sobre este tipo de test y la información tan valiosa que nos aporta? ¡Sigue leyendo!

Relación entre nutrición y salud

La OMS define la nutrición como la ingesta de alimentos en relación con las necesidades dietéticas del organismo. Aunque esto sea correcto, todos sabemos que la nutrición es mucho más, y que además existen muchas maneras de sentarnos a la mesa, bien cumpliendo con el objetivo de cuidarnos o bien con el único objetivo de saciar el hambre.

Cada vez hay más evidencia de la importancia que este sencillo y cotidiano acto tiene a la hora de lograr un estado de salud óptimo. Esto ha propiciado el desarrollo de diversas corrientes entre los expertos en nutrición, con una premisa común: la importancia de comer alimentos sin procesar, evitando aditivos y tratando siempre de potenciar el aporte de fruta y verdura.

¿Cómo influye el ADN en las necesidades nutricionales?

Casi todos conocemos las recomendaciones generales para seguir una dieta sana y equilibrada y para obtener las cantidades apropiadas de cada tipo de nutriente. Sin embargo, una misma dieta puede tener efectos distintos en cada individuo. Por ejemplo, aunque dos personas se alimenten de la misma manera puede ocurrir que una de ellas gane peso y la otra no. Esto sucede, entre otras cosas, porque las recomendaciones sirven para orientar de manera general a toda la población, sin embargo, no tienen en cuenta un factor que nos hace únicos: nuestro ADN y las necesidades específicas que pueden surgir de la información genética que presentamos.

El test nutrigenético es una herramienta que nos permite conocer un poco más de nosotros y adaptar las recomendaciones generales. Gracias a ellos es posible tener en cuenta nuestro ADN a la hora de definir la dieta más adecuada para cada persona.

Las diferencias genéticas entre los individuos pueden llegar a condicionar las necesidades nutricionales e incluso, predisponer a diferentes patologías de origen multifactorial, es decir, que se ven influenciadas por la genética y por el entorno. La genómica nutricional estudia la interesante interacción entre la genética y la nutrición.

La genética está, cada vez más, involucrada en el cuidado de las personas sanas con el fin de mantener la salud y de prevenir enfermedades. La genómica nutricional es un paso más en este camino. Se trata de una disciplina que agrupa la nutrigenética y nutrigenómica, y estudia la relación entre el genoma humano, la nutrición y la salud.

Aunque en la práctica los términos nutrigenómica y nutrigenética suelen ser intercambiables, realmente tienen significados diferentes:

La nutrigenética estudia la forma en la que el organismo responde a la dieta en función del perfil genético individual. Esta disciplina además analiza las variantes genéticas (polimorfismos o SNPs) en el ADN que presentan asociación con enfermedades relacionadas con la nutrición.

La nutrigenómica, por su parte, se centra en el estudio de los efectos que la dieta tiene sobre el conjunto de genes, proteínas y metabolitos de nuestro organismo, es decir, estudia la forma en la que los nutrientes pueden impactar en la expresión de los genes.

Abrir chat